miércoles, 14 de abril de 2010

Tarta salada de verduras confitadas y queso azul

DSC_0661

 

Las tartas saladas son rápidas y fáciles y admiten cualquier combinación. En el día a día no las suelo preparar porque son bastante calóricas. Esta la hice para una comida improvisada –ah, que al final te da tiempo a llegar a comer???-. Como tenía prisa, usé una bolsa de verduras al horno congeladas de Mercadona, que lleva berenjena, cebolla, calabacín y tomates cherry. Siempre tengo también en el congelador masa quebrada u hojaldre y en la despensa leche evaporada, el sustituto light de la nata. La verdad es que estaba buenísima.

 

Se necesita:

 

-Una bolsa de verduras congeladas, si vais a lo rápido, o la combinación de verduras que os guste.

-Bote y medio de leche evaporada.

-Dos huevos.

-Un paquete de masa quebrada congelada u hojaldre.

-Media cuña de queso azul.

-Una cucharada de aceite de oliva.

-Una cucharada pequeña de azúcar.

-Sal, pimienta.

 

Encender el horno y precalentar a 180 grados. En una sartén calentar una cucharada de aceite, verter las verduras del paquete. Dejar que coja temperatura. Cuando dejen de estar congeladas, bajar el fuego al mínimo (en mi caso al 2), espolvorear encima de las verduras la cucharadita de azúcar y dejar que se confiten al mínimo unos 20 minutos. 

 

Mientras, extender la masa quebrada en un molde al gusto del consumidor, untado con un poco de mantequilla, y pinchar la masa con un tenedor. En un bol, batir la leche evaporada con los huevos y el queso azul hasta que todo esté bien mezclado. Salpimentar. Obviamente la cantidad de leche evaporada dependerá del tamaño del molde que uséis, pero yo creo que el que yo usé es el tamaño estándar. Poner las verduras sobre la masa, distribuidas por toda la superficie, y verter la mezcla de huevos, queso y leche evaporada.

 

Meter en el horno algo más de media hora. La masa quebrada debe quedar doradita y el relleno cuajado. Yo la serví con una ensalada de brotes tiernos con aceite de oliva y vinagre de módena.

1 comentarios:

Pi dijo...

La verdad es que tiene un pinta extraordinaria y dan ganas de comersela.

Saludosss