miércoles, 13 de mayo de 2009

Pechugas encebolladas al horno

Lo primero es lo primero. Muchas gracias a MiMoGirL, del fantástico blog Dulces and company por su premio blog femenino.  Me ha hecho mucha ilusión. En breve haré la entrada correspondiente.

Y ahora pasamos a lo que nos ocupa: intentar convertir unas socorridas y sanas pechugas de pollo en un plato con algo más de gracia. En cinco minutos y más que nada por combatir el aburrimiento. Y sin que dejen de ser sanas.

DSC_0295

  • Pechugas de pollo.
  • Una cebolla (como eran poquitas pechugas yo puse media).
  • Aceite de oliva.
  • Un chorro de aceite de oliva.
  • Medio vaso de vino blanco.
  • Sal y pimienta.

Antes de nada ir precalentando el horno. Cortar la cebolla de modo que queden aros o tiras. Untar una fuente de horno con aceite. Poner la cebolla. Salpimentarla. Poner encima las pechugas. Salpimentarlas (sed generosos con la pimienta). Echar por encima el vino blanco.

Meter en el horno. El tiempo depende del grosor de las pechugas y de cómo nos gusten: yo las prefiero finitas y que queden doraditas. En mi horno cuesta unos diez o quince minutos, es decir, que mientras nos comemos el primero se hacen. Y listo. Servir con la cebolla y con el jugo de la bandeja.

 

-----------Momento supermercado---------------------

Si podéis comprar pechugas de pollos criados con grano, es decir, ecológicos, mucho mejor. Es uno de los productos en los que más se nota el sabor. En Mercadona tienen unas bandejas de pechugas de pollos criados al aire libre y alimentados al 50% de forma natural (eso dice la etiqueta, al menos). Y no están mal de precio. En las tiendas de productos ecológicos el precio es prohibitivo.

-------Fin del momento supermercado-----------------

2 comentarios:

MiMoGirL dijo...

No hay de que. Te lo mereces!

Mery dijo...

Maria que rico, la apunto para la proxima y tambien gracias por el consejo, no me fije en lo de las pechugas y yo normalmente compro en Mercadona.


Un saludo y gracias por la receta y el consejo.