domingo, 14 de marzo de 2010

Jamie, a veces

 

jamie

 

Soy una gran consumidora de libros de cocina. Tengo muchos, unos útiles y otros que, con solo una ojeada, te das cuenta de que no los usarás jamás. Por eso he pensado inaugurar la primera entrada de esta nueva etapa del blog con una pequeña reseña de uno de los últimos que ha caído en mis manos.

 

Descubrí a Jamie Oliver en Canal Cocina y me gustó, más que por sus recetas, por su peculiar forma de cocinar. Ya he hablado en otras entradas de La cocina italiana de Jamie. Me pareció un libro fantástico –la cocina italiana es fantástica, así que tampoco es que tenga mucho merito-, con un montón de recetas de las que salen bien. Tras este éxito me regalaron el último que ha publicado, Escuela de cocina. En este caso mi opinión no es tan favorable.

 

Se dirige fundamentalmente al público inglés, que tiene unos gustos culinarios muy diferentes a los nuestros, con su buen rollo característico de “hey, tío, que es muy fácil hacer una ensalada, no la compres en el supermercado”. En definitiva, excepto alguna sopa que me ha gustado y alguna idea –por ejemplo, cubrir un guiso de carne con una capa de hojaldre para hacerlo más especial-, no creo que le pueda sacar mucho partido. Tiene un capítulo extensísimo a los currys, que yo particularmente no puedo soportar, y platos de pasta que sinceramente tienen un nivel bajísimo comparados con los de La cocina italiana. Mucho pastel de carne, pudines yorkshire…  Aunque reconozco que algunas recetas están bien.

 

Lo mejor son los ejemplos de personas cuya vida ha cambiado aprender a cocinar estas recetas: “Mis hijos comían todos los días hamburguesas y nugets. Ahora me atrevo hasta a hacer un asado” o “Antes pensaba que los espárragos eran plantas decorativas”. En fin, que te ríes un rato. Este chico tiene complejo de mesías gastronómico.

 

A pesar de todo tiene recetas estupendas en su web. Os podéis suscribir a su receta diaria aquí.

 

Y, por cierto, en la FNAC hay libros de cocina estupendos y muy muy rebajados. Hoy ha caído uno sobre el chocolate. Ya os contaré.

1 comentarios:

Ana Segura dijo...

Este libro que describes me lo compré hace un tiempo en Fnac porque quería descubrir a Jamie ya que todo el mundo hablaba de él. El apartado de currys para mí inútil porque con un bote de curry que he comprado en esta vida ya me doy por satisfecha. Lo demás me parece gracioso y me sirve de impulso de vez en cuando pero no es gran cosa. Por lo único que vale la pena es que te lo dan traducido al español y los vídeos son en inglés y me da mucha pereza traducir. Daré una ojeada al otro que citas de La cocina italiana, a ver.
Abrazos.
Ana