lunes, 3 de agosto de 2009

Setas con mozzarella al tomillo

DSC_0478 
Casi todas las nuevas recetas que estoy probando ahora son del libro del que también saqué la anterior receta: La cocina italiana, de Jamie Oliver. Todas las que he probado hasta ahora han resultado estupendas, así que voy a seguir poniendo unas cuantas.

 

Utiliza muchísimo hierbas y especias que yo no solía tener ni usar, así que me fui a El Corte Inglés (donde más variedad encontré), me compré paquetes de todo tipo de hierbas frescas, las lavé y las tengo metidas en bolsitas en el congelador.

 

El siguiente paso será tenerlas en macetitas, pero dado que este año está falleciendo todo lo que planto y brotando cardos de origen desconocido creo que no me voy a animar.

 

Bueno, aquí está la receta, no copiada tal cual sino a mi aire:

  • Setas (en este caso de invernadero). Unos 400 gramos.
  • Una bola de queso mozzarella (de esos que vienen en una bolsa con líquido).
  • Tomillo fresco.
  • Sal, pimienta y aceite de oliva.

 

Precalentar el horno a tope.

 

En una placa de horno (en mi caso forrada con albal para evitar fregar demasiado) poner las setas, distribuir la mozzarella cortada en trozos de forma uniforme. Rociar con aceite de oliva, salpimentar y espolvorear con hojas de tomillo fresco en abundancia.

 

Meter en el horno y hasta que la mozzarella esté casi dorada y las setas hechas. En mi caso, unos 10 minutos. Está buenísimo como acompañamiento, como aperitivo o incluso como primer plato.


 

(Tendría que haber hecho las fotos en la placa del horno, porque se veía mejor la mozzarella derretida)

DSC_0482

2 comentarios:

Ana Segura dijo...

Muy bonito el diseño del blog, bienvenida de nuevo. Si bien antes no te conocía, te acabo de conocer por Twitter, solo decirte que el ritmo lo marcas tú y que estoy aquí para seguirte cuando a ti te apetezca, solo así salen las cosas bien y se disfruta de lo que se hace, que esto no es ningún trabajo del que tengamos que comer, yo al menos.
Un abrazo
Ana

María dijo...

Muchas gracias Ana. Tienes toda la razón, esto solo debe servir para disfrutar.